AJEDREZ Y LITERATURA

LA JUGADORA DE AJEDREZ, de BERTINA HENRICHS

Una empleada de Hotel, casada y con dos hijos, que vive en la isla griega de Naxos, decide por casualidad aprender a jugar al ajedrez. Este empeño cambiará su vida, hasta ese momento ordenada y previsible. El libro de Bertina Henrichs, traducido al castellano por la editorial Alianza, es una novela breve, que se lee de un tirón y deja un agradable poso. Una interesante reflexión sobre el ajedrez como reto, como aprendizaje, sobre las convenciones sociales y la dificultad de romperlas. Unos fragmentos:

 

"No era así como Eleni se imaginaba a un rey. ¿Cómo era posible que una figura con tan poca movilidad representara al rey? Ella no era especialista en realeza, pero siempre se había imaginado una existencia omnipotente de lujo y placer. Aquel rey no tenía nada de majestuoso. Incapaz de defenderse por sí mismo, tenía que estar permanentemente protegido por las otras piezas. Sin embargo, era él quien decidía el resultado del juego. Eleni reflexionó un instante sobre aquella paradoja.

En cambio, le chocó la agilidad de la reina. Figura temible por excelencia, reinaba en la partida con sus avances rápidos y sus múltiples capacidades. La única figura femenina tenía, pues, todos los poderes. Esta idea subversiva le gustó a Eleni. Estuvo a punto de soltar una carcajada, pero se contuvo para no despertar a Panis, que no habría aprobado tales accesos de hilaridad en plena noche."

(...) "Al cabo de un mes y medio dominaba la mayor parte de las grandes aperturas y empezó a ocuparse de las mitades de partida, que exigían mayor flexibilidad e iniciativa. Desarrolló de repente un defecto que nunca antes había tenido: un apego irracional a las piezas principales, que sacrificaba a regañadientes. Si por desdicha llegaba a perder la reina, se inquietaba y consideraba perdida la partida. Este derrotismo la llevaba, por lo tanto, a cometer error tras error. Su feroz voluntad de ganar desaparecía. Dicho cambio consternaba a Kouros, que había conocido a Eleni como intrépida atacante. Atribuyó esta nueva actitud a una toma de conciencia del peligro. Ahora que empezaba a conocer todos los trucos de los que podía echar mano el adversario, se había vuelto insegura con respecto a la manera de dirigir su barco.

Kouros hubo de enfrentarse a un dilema. Pasó varias noches dándole vueltas al asunto. ¿Qué podía hacer para sacar a Eleni de su duda? El aprendizaje sistemático anulaba su personalidad, que, por su originalidad, constituía su única oportunidad de ganar. Sabía que iba a enfrentarse a compañeros con mucha más experiencia, instruidos y calculadores. Si perdía su frescura, sus oportunidades de conseguir una victoria se reducirían casi a cero. Y, sin embargo, era imposible, prescindir de todos los conocimientos de que disponían los otros jugadores."

Del libro se hizo en 2008 una película (a la que pertenecen las dos fotos de arriba) de producción franco-alemana, que lamentablemente no ha sido comercializada en España. Este es el tráiler promocional de su versión en inglés ("Queen to Play"):

 

22 de marzo de 2013